Galletas de avena y manzana

Estas galletas blanditas son ideales para los peques: no llevan azúcar y su ingrediente principal es fruta, además son súper rápidas de hacer y, a pesar de no llevar azúcar su sabor es dulce por lo que seguro que gustan a toda la familia. En casa vuelan cada vez que las preparamos!
Lo único que se debe tener en cuenta es que, al ser blanditas, si tardamos muchos días en consumirlas pueden estropearse, así que mejor no hacer mucha cantidad.
Normalmente mido los ingredientes a ojo, pero esta vez los he pesado para poder indicaros mejor las cantidades. Con estas medidas salen aproximadamente una docena de galletas de unos 8 cm de diámetro.


GALLETAS DE AVENA Y MANZANA

- 275 gr de manzana pelada y sin corazón.
- 55 gr de salvado de avena fino.
- Canela en polvo al gusto.
- 15 gr de harina integral (opcional)

Troceamos la manzana y cocinamos al vapor o en el microondas hasta que quede en su mayor parte tierna.
Trituramos la manzana y añadimos la canela, el salvado de avena fino (o avena en copos triturada) y la harina, si preferís no echar harina sustituid ésta por otros 10 ó 20 gr de avena.
Mezclamos todo uniformemente y formamos las galletas, con ayuda de dos cucharas soperas, sobre un papel encerado, o sobre papel de plata ligeramente untado con aceite de oliva para que no se peguen.
Horneamos a 180° unos 25 minutos. Es importante colocar la bandeja en el centro del horno y ponerle calor tanto por arriba como por abajo.
Dejamos enfriar y a disfrutar de unas deliciosas y sanas galletas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario